¿Una falla de TI puede afectar gravemente a tu organización?

¿Una falla de TI puede afectar gravemente a tu organización?

Es indudable que los cortes de energía son un riesgo para cualquier organización, ya que pueden afectar las aplicaciones y servicios informáticos que utilizan los usuarios. Ese tipo de interrupción puede resultar en miles de horas de colaboradores desperdiciadas, insatisfacción de los clientes y, en última instancia, pérdida de negocios.

Las empresas de todos los tamaños pueden verse afectadas por interrupciones de este tipo y, debido a que estas con frecuencia dependen de las infraestructuras de los demás para entregar sus productos y servicios, se produce un falla en cascada al interrumpirse un servicio.

La mejor manera de garantizar que los problemas se resuelvan rápidamente, o se eviten por completo, es monitorear y solucionar los problemas de la infraestructura crítica, así como las aplicaciones y servicios que se ejecutan en ella. Si bien, observar cualquier elemento de infraestructura es relativamente sencillo, observar cada uno individualmente presenta una serie de problemas adicionales.


Es esencial proteger la experiencia de tu cliente

 A estas alturas, la experiencia del cliente a través de la interfaz de una aplicación móvil o web, se ha convertido en una de las métricas más importantes para el éxito de las organizaciones. Estas experiencias se basan en capas de tecnologías interconectadas que trabajan juntas para brindar información o gestionar transacciones solicitadas por los consumidores.  Esto toma aún más relevancia, considerando que a medida que las experiencias crecen en complejidad, también lo hace la tecnología.

Para que una experiencia sea segura, personalizada, y mejore constantemente y con poco o ningún tiempo de inactividad, requiere de muchas tecnologías interconectadas que funcionen en conjunto.

Cada una de estas capas de tecnología generan muchos datos que contienen la información necesaria para monitorear, solucionar problemas y, en última instancia, mejorar esas experiencias. De esta manera, los problemas o las interrupciones debiesen resolverse tan pronto como surgen.

Durante muchos años, los equipos de TI han monitoreado las distintas partes de la infraestructura por separado, lo que crea silos, no es escalable, y ciertamente, no es práctico. Por su parte, la llegada de los microservicios, la arquitectura “sin servidor” y la computación en la nube han potenciado la eficiencia, pero también han introducido nuevas complejidades en la infraestructura de TI, así como nuevos desafíos en el monitoreo.

El contar con equipos bien informados y sistemas sofisticados es solo una parte de la solución, ya que aún deben adaptarse a la necesidad de la empresa de cambios rápidos y constantes mientras se mantienen los sistemas en buen estado de funcionamiento. Eso solo se puede hacer con una solución que proporcione una visión holística y que pueda escalar con el negocio. En sintesis, algo que pueda ayudar a los equipos de operaciones TI (ITOps) a ver el panorama general y profundizar en los detalles cuando sea necesario.


Las infraestructuras TI complejas tienen más probabilidades de fallar

 La infraestructura TI moderna es un sistema extraordinariamente complejo de tecnologías interconectadas, cada una de las cuales tiene el potencial de presentar problemas o fallar por completo. Inclusive, a medida se suman componentes con el avance de la tecnología, surgen nuevas oportunidades para las interrupciones.

De hecho, entre 2017 y 2018, los casos de interrupciones o “períodos de degradación del servicio del servidor” aumentaron del 25 % al 31 %, y si observamos los centros de datos locales, esa cifra aumenta al 48 %, según los datos de la Encuesta de Data Centers del Uptime Institute (2020). La encuesta también reveló que solo el 50% de las organizaciones calculan realmente el costo de un incidente de tiempo de inactividad.

Más datos de esta encuesta: el 78 % de las organizaciones dicen que tuvieron una interrupción del servicio de TI en los últimos tres años, un porcentaje más alto que en años anteriores, y solo el 41 % lo clasificó como un problema mínimo o no relevante.

Las interrupciones señalan problemas más grandes y preocupan más por su frecuencia que por su impacto individual. De hecho, cuando se les preguntó a los encuestados acerca de apagones relevantes o severos, que pudieron causar daños financieros y erosionar su reputación, el 31% dijo haber sido afectado de esta forma.

Considerando el pasado reciente, alrededor del 20 % de las organizaciones tuvieron una interrupción grave o severa en los últimos tres años, es decir, una interrupción que fue costosa, causó daños a la reputación y, en algunos casos, tuvo otras implicaciones importantes.


El problema de la visibilidad

Podemos pensar en ITOps como una pila de capas físicas y lógicas, cada una con sus propias tecnologías, sistemas y servicios, y cada una con su correspondiente equipo o individuo responsable de monitorearlo y mantenerlo. Esto hace que obtener visibilidad de la infraestructura en su conjunto sea fundamentalmente problemático, a pesar de ser esencial. Una práctica de monitoreo por capa conduce a equipos aislados y vistas de datos incompatibles.

Cada capa tiene diferentes métricas vitales, diferentes herramientas de monitoreo y tableros, y diferente personal detrás del teclado. En la práctica, el monitoreo por capa significa que las personas buscan información limitada usando diferentes idiomas, lo que genera dificultades para detectar e investigar interrupciones y problemas, así como también para restaurar el servicio.


La observabilidad es clave para una solución exitosa de monitoreo TI

 

Una forma de evitar los problemas del monitoreo por capa es construir una solución teniendo en cuenta la observabilidad.  Entendiéndose esta como la evolución natural de lo que solíamos llamar monitoreo.

La observabilidad reconoce que la infraestructura y las aplicaciones actuales son organismos vivos que respiran y evolucionan a un ritmo mucho más rápido que nunca.  Por su parte, esta abarca todas las cosas que solíamos hacer en el monitoreo, como observar condiciones de falla conocidas, pero también aborda los desafíos de las aplicaciones actuales, como estar preparado para todas las condiciones de falla desconocidas.

El desarrollo de una estrategia de monitoreo de la infraestructura de TI, ayuda a los equipos de ITOps a evitar pasar demasiado tiempo lidiando con las complejidades del sistema y manteniendo las herramientas que se supone que harían el monitoreo más fácil y confiable. Para combatir estos desafíos, los administradores de sistemas necesitan una visión clara del rendimiento y la disponibilidad en toda la infraestructura.

 

Una estrategia sólida de monitoreo de infraestructura consta de dos principios claves:

 
1. Datos centralizados y observables
 

Tener herramientas de monitoreo separadas para cada capa de la infraestructura de TI causa problemas importantes cuando se trata de comprender la salud de todo el sistema y resolver los problemas que surjen dentro de él.

La respuesta a este problema es tener una sola herramienta que capture todos los datos y proporcione funcionalidades de alerta y correlación integrada.

Esta debiese ser una plataforma única con una experiencia unificada que proporcione a ITOps acceso a toda la información en todos los dominios, y abra oportunidades para la investigación interfuncional y el monitoreo holístico de la infraestructura de extremo a extremo.  Además, debe eliminar los puntos ciegos del sistema y, como resultado, reducir el tiempo medio de resolución (MTTR).

2. Capacidades de inteligencia artificial/aprendizaje automático

El volumen, la velocidad y la variedad de nuevos datos deben gestionarse con una solución adecuada. Agregar inteligencia artificial (IA) y aprendizaje automático (ML) a una herramienta de monitoreo de infraestructura abre oportunidades poderosas para el equipo de ITOps.  Por ejemplo, estos podrían usar AI y ML para reemplazar los procedimientos de monitoreo estándares y usar algoritmos predictivos para abordar los problemas antes de que se produzcan.

En la práctica, el mayor beneficio de un sistema de monitoreo impulsado por AI/ML es el enorme ahorro de tiempo y esfuerzo por parte de los equipos de ITOps.

¿Te interesa conocer cómo puedes hacer un mejor monitoreo de tu infraestructura y operaciones TI? Podemos ayudarte con eso, solo debes contactarnos a ventas@valuetech.cl y contarnos qué es lo que quieres monitorear, ¡te esperamos! 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

 
Debe agregar un producto para comparar