BLOG

Ley de 40 horas: cómo la tecnología (especialmente la IA) puede facilitar su implementación

Blogs  Gestión Documental  IDEP  RPA

Recientemente entró en vigencia la nueva Ley de 40 Horas en Chile. Esta nueva normativa implica un cambio significativo en la relación vida-trabajo de los colaboradores, pasando gradualmente desde jornadas laborales de 45 a 40 horas semanales. Ante este cambio, las empresas tendrán que sí o sí adaptar su forma de operar para cumplir con la norma y no perder productividad ni eficiencia.

¿Está tu empresa buscando nuevas iniciativas para adaptarse a las 40 horas? 🤔 Si es así, te invitamos a acompañarnos en este artículo, donde abordaremos cuáles son los principales cambios que implica esta nueva ley y qué mejoras tecnológicas puedes implementar para sobrellevarlos.

¿Qué cambios implementa la nueva ley de 40 horas laborales?

 

Algunos de los cambios de esta nueva ley son:

  • Reducción gradual de la jornada laboral: al primer año de publicada la ley se reducirá la jornada laboral de 45 a 44 horas, el tercer año a 42 horas, y el quinto año a 40 horas.
  • Regímenes especiales: se podrá compensar la reducción de la jornada laboral mediante días libres adicionales. Estos podrán acumularse de común acuerdo entre las partes, hasta un período de tres meses. Esto es particularmente útil para industrias como el retail que tienen demandas cambiantes según el mes, semana y horario.
  • Mecanismos de corresponsabilidad: estos permiten un ingreso y salida diferenciada para padres, madres y cuidadores/as de menores de 12 años. Este cambio aumenta sustancialmente la complejidad en la planificación de turnos de industrias y empresas intensivas en personal que tendrán que gestionar esta nueva flexibilidad.
  • Jornada 4×3: La nueva Ley permite implementar una distribución de 4 días de trabajo y 3 días de descanso, la que se suma a otras modalidades ya implementadas en las organizaciones, como lo son el 5×2 o el 6×1.
  • “Promediación” de Jornada: la ley permite acordar con el colaborador que la jornada ordinaria de 40 horas se cumpla como un promedio de hasta 4 semanas, estableciendo un límite de máximo 45 horas semanales.

¿Qué desafíos observamos con la implementación de las 40 horas?

 

Con la aplicación de esta nueva normativa, habrá una serie efectos de cara a las empresas y como operan. En particular, identificamos los siguientes:

  • Gestión de costos: en el corto plazo, las empresas podrían enfrentar desafíos para mantener la misma eficiencia operativa con menos horas de trabajo, lo que podría llevar a una posible disminución en la productividad y un aumento de los costos por unidad producida/servicio prestado.
  • Gestión del tiempo: en línea con lo anterior, los colaboradores tendrán menos tiempo disponible para completar sus tareas y proyectos asignados, lo que requerirá una gestión más eficiente del tiempo y una mayor priorización de actividades. Del mismo modo, las empresas podrían enfrentarse a desafíos en la planificación y la coordinación de los recursos disponibles, lo que requeriría una revisión de los procesos internos y una mayor eficiencia en la asignación de tareas.
  • Gestión de clientes: la reducción de la jornada laboral podría influir en la capacidad de las empresas para cumplir con los plazos de entrega y las expectativas de los clientes dentro de un marco de tiempo más limitado. Por lo mismo, las empresas podrían necesitar reevaluar sus estrategias de asignación de recursos y capacitación del personal para garantizar una óptima atención al cliente en este nuevo contexto.
  • Cumplimiento normativo: como principal efecto de la aplicación de una nueva ley está su cumplimiento efectivo. Ante esto, las empresas deberán ajustar sus políticas y procedimientos internos para asegurarse de que están cumpliendo con las nuevas regulaciones, además de generar los distintos respaldos que lo acrediten. En caso de no cumplir, arriesgan multas, embrollos legales, y otras complejidades

¿Cómo puede la tecnología ayudarnos con este tremendo desafío?

 

La automatización y la digitalización de procesos se presentan como herramientas vitales para que las empresas en Chile puedan enfrentar los desafíos derivados de la ley de 40 horas laborales. 

Al optimizar tareas repetitivas y administrativas a través de la tecnología, las empresas pueden aumentar la eficiencia y la productividad de sus equipos, liberando tiempo valioso que antes se destinaba a labores manuales. Además, estas soluciones pueden facilitar la gestión del tiempo, la administración de la documentación asociada a los procesos y la seguridad de la información.

De esta forma, las empresas no solo pueden adaptarse más fácilmente a los cambios normativos, sino también mejorar el bienestar laboral de sus equipos al reducir la carga de trabajo administrativo y permitirles enfocarse en tareas más estratégicas y creativas. A continuación, revisaremos algunas de las tecnologías que más pueden ayudar a las empresas a afrontar estos desafíos.

¿Qué soluciones pueden ayudarnos con la implementación de la ley de 40 horas?

1. Gestión documental

La gestión eficiente de documentos y datos es crucial para mantener la productividad y cumplir con las regulaciones. Con este tipo de solución, se pueden automatizar los flujos de información y asegurar el acceso rápido y seguro a los datos necesarios.

La gestión documental abarca la captura, organización, almacenamiento y recuperación de documentos. Implementar un sistema de gestión documental puede reducir significativamente el tiempo dedicado a la búsqueda de documentos y garantiza que los colaboradores tengan acceso a la información más reciente y precisa. Estas soluciones también son sumamente útiles para cumplir con las regulaciones de almacenamiento y protección de datos, y respaldar información ante eventuales auditorías, algo sumamente relevante en el ámbito normativo.

2. Automatización Robótica de Procesos (RPA)

La RPA es una herramienta poderosa para automatizar tareas repetitivas y administrativas, reduciendo los tiempos de ejecución y liberando a los colaboradores para que se concentren en actividades de mayor valor añadido. Los bots de software pueden manejar tareas como la entrada de datos, el procesamiento de facturas y la generación de informes, lo cual no solo reduce los errores, sino que también aumenta la eficiencia operativa.

3. Extracción Inteligente de Datos

La extracción inteligente de datos utiliza técnicas avanzadas como el procesamiento de lenguaje natural (NLP) y el reconocimiento óptico de caracteres (OCR) para extraer y analizar datos de documentos no estructurados. Gracias a esta tecnología, se pueden reducir considerablemente los tiempos y recursos asociados a tareas intensivas en procesamiento y análisis de documentos, como revisión de contratos, procesamiento de pruebas de entrega (POD), liquidación de siniestros, conciliaciones bancarias, etc.

4. Inteligencia Artificial (IA)

La IA puede actuar como un complemento poderoso para las soluciones anteriores, transformando la gestión operativa de las empresas al proporcionar insights más profundos y automatizar procesos complejos. Mediante distintas herramientas, esta facilita la automatización de tareas complejas y repetitivas, lo que permite a los colaboradores enfocarse en actividades más estratégicas.
Por ejemplo, en el ámbito de la gestión de documentos, la IA mejora la clasificación y extracción de datos, asegurando que la información esté siempre accesible y actualizada. Esto no solo ahorra tiempo, sino que también puede sumar capacidades adicionales como la detección de fraudes. Si vamos más allá, esta información puede utilizarse para automatizar una serie de procesos vitales al interior de la empresa, requiriendo de asistencia humana solo para casos puntuales.

Vale mencionar, la implementación de estas herramientas requiere una planificación cuidadosa y una estrategia bien definida. El primer paso es la evaluación de necesidades, identificando las áreas donde la tecnología puede tener el mayor impacto positivo. Luego, se debe proceder con la selección de herramientas, eligiendo las que mejor se adapten a las necesidades específicas de la empresa. Finalmente, el monitoreo y ajuste continuos son esenciales para realizar un seguimiento del rendimiento de las herramientas implementadas y ajustar las estrategias según sea necesario.

¿Qué estás esperando para dar el siguiente paso?

 

Tal como vimos, cada una de estas tecnologías pueden contribuir significativamente a abordar los desafíos mencionados, al mejorar la eficiencia, la accesibilidad y la organización de las tareas al interior de tu organización. Olvídate de complejidades innecesarias y procesos ineficientes, llegó el momento de llevar tu productividad a un nuevo nivel.

En Valuetech buscamos adaptarnos y generar soluciones y servicios para las necesidades específicas de tu empresa. Desde el levantamiento inicial hasta la mejora continua, nos convertimos en tu aliado estratégico, asegurando una transición fluida hacia la era digital y maximizando el potencial tu empresa 🚀

Conoce más sobre estas soluciones y cómo podrías aprovecharlas. Contáctanos hoy mismo a [email protected] 📨 y da el siguiente paso hacia un futuro más inteligente y eficiente. ¡Estamos para apoyarte!

Blog Valuetech®

Revisa nuestras otras publicaciones disponibles